“No hay nada como viajar para ensanchar
la cultura. Pero también para afinar
la sensibilidad.
Conocí Israel, Egipto, Túnez,
Marruecos.
Al final de mis viajes volví con un

solo convencimiento: no somos nada.”
― Roberto Bolaño








domingo, 16 de abril de 2017


FACHADA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA.

En 1218, el rey Alfonso IX de León fundó la universidad como Escuela General. Es un edificio de planta cuadrada cuya fachada está constituida por tres cuerpos sobrepuestos, separados por sus correspondientes frisos, coronados por una crestería y recorridos en dirección vertical por cinco calles enmarcadas entre pilastras. Algunas interpretaciones la consideran una alegoría de los vicios y virtudes.

En el primer cuerpo, que está labrado en medio relieve, se encuentra el medallón con las efigies de los Reyes Católicos. Sobre una de las calaveras que están esculpidas podemos encontrar la representación de un rana, símbolo para algunos del pecado, aunque asociado según la mitología estudiantil al éxito en los estudios.

En el segundo cuerpo está el escudo de Carlos I.

En el tercer cuerpo aparece la figura de un papa, tal vez Benedicto XIII o Martín V, y las tallas de Venus y Hércules, entre medallones.

La fachada da la impresión de ser un inmenso y rico tapiz. Entre sus autores se citan a Juan de Troyes, el maestro Egidio o Juan de Álava. En la biblioteca se guardan unos 400 incunables del siglo XV, además de infinidad de volúmenes y manuscritos.

Aparece cercada por una bellísima verja de hierro del siglo XVI.



No hay comentarios:

Publicar un comentario