“No hay nada como viajar para ensanchar
la cultura. Pero también para afinar
la sensibilidad.
Conocí Israel, Egipto, Túnez,
Marruecos.
Al final de mis viajes volví con un

solo convencimiento: no somos nada.”
― Roberto Bolaño








jueves, 6 de abril de 2017

Túnel del Amor, Klevan, Ucrania

Este túnel se formó durante muchos años gracias a que los trenes hacían tres veces el mismo trayecto en un día y moldeaban los árboles circundantes. Ahora está abandonado y es un lugar romántico para una tarde de paseo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario